Confección de un Libro

Martes, 16 Septiembre   

Normalmente, un libro es impreso en grandes hojas de papel, donde se alojan 8 páginas a cada lado. Cada una de estas grandes hojas es doblada hasta convertirla en una signatura de 16 páginas. Las signaturas se ordenan y se cosen por el lomo.

Luego este lomo es redondeado y se le pega una malla de tela para asegurar las
partes. Finalmente las páginas son alisadas por tres lados con una guillotina y el
lomo pegado a una tapa de cartón. Toda esta tarea se realiza en serie, inclusive la
encuadernación.

Las imprentas más modernas pueden imprimir 16, 32 y hasta 64 páginas por cara de
grandes hojas, luego, como se mencionara más arriba, se las corta y se las dobla.
Muchas veces el texto de la obra no alcanza a cubrir las últimas páginas, lo que provoca que algunos libros tengan páginas vacías al final del mismo, aunque muchas veces son cubiertas con propaganda de la editorial sobre textos del mismo autor o inclusive otros de su plantilla.