miércoles, 19 diciembre 2018
Buscar Aqui
Ciudad y Estado
(ej: Miami, FL)
Bibliotecas Antiguas E-mail

 

Las primeras bibliotecas, tuvieron una naturaleza más propia de un archivo que de una biblioteca. Nacieron en los templos de las ciudades mesopotámicas, donde tuvieron en principio una función conservadora, de registro de hechos ligados a la actividad religiosa, política, económica y administrativa, al servicio de una casta de escribas y sacerdotes. Los documentos, se escribían en escritura cuneiforme en tabletas de barro, un soporte basto y pesado, pero que ha garantizado su conservación. Destacaron especialmente las bibliotecas- archivo de Mari, Lagash y Ebla, así como la del rey asirio Assurbanipal.


libreriaEn el antiguo Egipto, existieron dos clases de instituciones: Casas de los libros, que hacían las veces de archivos para la documentación administrativa y Casas de la vida, que eran centros de estudios para los escribas y que poseyeron colecciones de libros de los que se podía hacer copias. La escritura, en sus diversas formas, jeroglífica, hierática o demótica, se recogía en rollos de papiro. En las antigua Grecia el libro y las bibliotecas alcanzaron un gran desarrollo. Las bibliotecas, adoptaron formas que pueden considerarse como antecedentes de las actuales.


La escritura griega, derivada del alifato semítico, permitió democratizar en cierta forma el acceso a la lectura y al libro y que aparecieran, por primera vez, bibliotecas desvinculadas de los templos. El periodo helenístico fue el del nacimiento de grandes bibliotecas legendarias, como la Biblioteca de Alejandría o la de Biblioteca de Pérgamo, que se crearon con la voluntad de reunir todo el conocimiento social de su tiempo y ponerlo a disposición de los eruditos.


En Roma, deudora de la cultura griega, se empleó el mismo soporte escriptóreo, el rollo de papiro. Allí se fundó la primera biblioteca pública de la que hay constancia, por parte de Asinio Polión y existieron grandes bibliotecas como la Octaviana y Palatina, creadas por Augusto, y la Biblioteca Ulpia, del Emperador Trajano.


Con el auge del cristianismo empieza a difundirse un nuevo formato, el códice de pergamino y la lectura empieza a desplazarse de las instituciones paganas, en franca decadencia a las de la naciente Iglesia cristiana.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos